harina blanca daña y acidifica

17 signos de que su cuerpo está sufriendo acidosis crónica (Y Qué Hacer)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

¿Su cuerpo es demasiado ácido? Muchas personas nunca han considerado esta pregunta. El pH de nuestros cuerpos es enormemente importante para nuestra salud, pero casi nunca pensamos al respecto. He aquí por qué debería preocuparse…

La condición óptima para su cuerpo es un ambiente equilibrado que no sea demasiado ácido ni demasiado alcalino. Si su cuerpo está demasiado ácido, puede que usted sea más susceptible a ciertas enfermedades. También puede llegar a tener deficiencia de ciertos nutrientes. Esto se debe a que cuando el cuerpo es demasiado ácido, el cuerpo puede tener que tomar minerales como el calcio, potasio y sodio de sus huesos para neutralizar el ácido. Esto puede poner a su cuerpo bajo mucha tensión.

Debido a la prevalencia de la dieta occidental y un estilo de vida inactivo, muchas personas hoy en día son algo ácidas. Si su acidez se vuelve extrema, eso se conoce como acidosis – un problema que requiere atención médica urgente. Si es leve, puede que no note un problema al principio, hasta que se sienta peor y peor de maneras inesperadas.

Signos de que su cuerpo puede estar demasiado ácido

  • Se siente cansado, incluso cuando ha dormido lo suficiente.
  • Se siente deprimido o le cuesta disfrutar de las cosas que solía disfrutar.
  • Se encuentra especialmente irritable sin razón discernible.
  • Siente que no puede concentrarse o tiene «niebla cerebral» a menudo.
  • Con frecuencia desarrolla infecciones, resfriados y gripes.
  • Su piel está seca, incluso en los meses más cálidos.
  • Tiene acné u otros problemas de la piel.
  • Tiene problemas de desequilibrio hormonal.
  • Con frecuencia desarrolla infecciones por hongos.
  • Usted siente que su digestión es lenta, o frecuentemente experimenta estreñimiento o diarrea.
  • A menudo sufre de falta de aire.
  • Usted frecuentemente experimenta dolor en las articulaciones.
  • Usted a menudo experimenta dolores de cabeza.
  • Usted experimenta alergias crónicas o dolor en los senos nasales.
  • Usted sufre de dolor crónico que no es debido a una lesión o a una condición médica.
  • Su cuello a menudo se siente tieso o adolorido.
  • Tiene encías y dientes sensibles.

Si usted está experimentando múltiples síntomas de esta lista, es hora de comprobar su pH. Usted puede hacer esto acudiendo a un profesional de la salud o puede hacerlo por sí mismo en casa. Si va por la ruta de hacerlo por usted mismo, puede comprar tiras de prueba de pH que utilizan su saliva u orina. Si obtiene una lectura inferior a 6,5, su cuerpo es demasiado ácido.

Si su lectura del pH es significativamente menor que 6,5, puede tener un caso más grave de acidosis. Si éste es el caso, haga una cita con su médico tan pronto como pueda. Si la lectura es de 6,5 o un poco más baja, puede ser capaz de combatir el problema en casa (aunque no hace daño visitar a un profesional de la salud en el que usted confíe, sólo para estar seguro).

Aquí está cómo llevar a su cuerpo de vuelta al equilibrio:

Deje de comer alimentos procesados

Estos son a menudo ácidos, y en serio, no están haciendo ningún bien a ningún sistema de su cuerpo. Los alimentos procesados ​​incluyen comida rápida, comidas en cajas y muchos productos envasados. Si hay más de cinco ingredientes en la etiqueta, es mejor dejarlo pasar. Comprométase a cocinar comidas nutritivas hechas con ingredientes frescos en casa. Esta es una de las cosas más importantes que puede hacer por su pH y su salud en general.

Deje de comer mucha azúcar

Lo mejor es eliminar la azúcar refinada de su dieta por completo. Esto definitivamente significa no consumir gaseosas (son altamente acidificantes las bebidas gaseosas, azucaradas). Si necesita endulzar sus comidas y bebidas, utilice cristales de coco, miel cruda o stevia sin procesar en su lugar. Sólo recuerde, con estos edulcorantes naturales la moderación es importante.

Manténgase alejado de los edulcorantes artificiales

Pueden promover la acidez, y también son terribles para su salud. Esencialmente los edulcorantes artificiales en la gaseosa, el café y las bebidas condimentadas engañan a su cuerpo. El consumo de ellos a menudo puede incluso conducir a tener el síndrome metabólico.

Reduzca el café

Mientras que el café en sí tiene una gran cantidad de beneficios para la salud, también puede aumentar la acidez en su sistema. Si usted está luchando con una acidosis crónica leve, puede ser mejor dejar el café por un tiempo, o al menos reducirlo. Trate de reemplazar su hábito de café con té de hierbas. El té verde es muy bueno y el rojo rooibos es una deliciosa opción que no contiene cafeína.

Saque la harina blanca de su dieta

Cuando su cuerpo es ácido, comer harina blanca no ayuda.

La harina blanca es fuertemente procesada y despojada de sus compuestos nutritivos. Pruebe estas geniales harinas libres de gluten para una alternativa saludable.

Reduzca su consumo de productos lácteos y de carne

Si bien estos pueden ser saludables (especialmente cuando son orgánicos y alimentados con hierba), también pueden ser ácidos. Elimínelos o redúzcalos por un tiempo hasta que su cuerpo esté de vuelta a un pH saludable. Incremente la cantidad de verduras y frutas frescas en su lugar.

Coma sus vegetales

Muchas frutas y vegetales tienen un efecto alcalinizante en su cuerpo, así que asegúrese de que está recibiendo una amplia cantidad de ellas. Esto incluye vegetales verde oscuro y de hojas como la col rizada, rúcula, espinaca, acelga y col verde, junto con limones, zanahorias, remolachas, nabos, pimienta de cayena y ajo. Puedes obtener una lista de alimentos clasificados por su pH.

Beba mucha agua

Asegúrese de tomar al menos ocho vasos cada día. La hidratación adecuada es clave para recuperar el equilibrio de su cuerpo.

Tome medidas para reducir su estrés

La meditación, el yoga y el tai chi son prácticas maravillosas que pueden ayudarle en gran medida con su búsqueda del alivio del estrés. Haga espacio en su horario para relajarse y hacer las cosas que ama hacer.

Muévase, haga Ejercicio

El comportamiento sedentario puede contribuir a la acidez, así que asegúrese de moverse y mantenerse en movimiento. Empiece a caminar todos los días. A continuación, agregue una rutina que incluya entrenamiento de fuerza tres veces por semana. También puede tomar una clase en una actividad divertida que siempre haya querido aprender, como bailar o kickboxing.

No fumar

Si todavía lo hace, déjelo. Los cigarrillos son geniales para promover un ambiente tóxico en su cuerpo.

Tome algunos suplementos

Hable con un profesional de la salud en el que usted confíe acerca de la posibilidad de suplementar con minerales como magnesio o calcio, si es necesario. Puedes leer más sobre ello en porqué suplementar.

Si sigue estos pasos, pronto encontrará que su cuerpo se está volviendo menos ácido. Haga una prueba de pH cada dos semanas para medir su progreso. Si su pH no baja a un rango saludable, o si sus síntomas persisten, es hora de ir a ver a un profesional de la salud en el que usted confíe.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

0 Comments