Algunas buenas razones por las que se deben evitar los antibióticos

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Aunque los antibióticos han salvado millones de vidas al combatir enfermedades que antes eran de difícil tratamiento, y muchas veces mortales, su uso excesivo puede generar ciertos problemas de salud. Incluso con desenlaces fatales.

A continuación mencionamos algunas razones por las cuales se deben evitar los antibióticos cuando existan otras opciones que impliquen menor riesgo.

Efectos colaterales graves.

Algunos antibióticos como las fluoroquinolonas, poseen efectos colaterales graves. Los hombres se encuentran más expuestos ya que este tipo de antibióticos son prescritos frecuentemente para problemas de la próstata. Los efectos colaterales de estos antibióticos pueden producir incluso daño permanente.

Entre estos están: daño en los ligamentos o tendones y neuropatía periférica permanente. Estamos hablando de daño neurológico que puede producir hormigueo, entumecimiento, dolor, debilidad y cambios en la sensibilidad. Incluso los antibióticos podrían exacerbar la debilidad muscular en personas con miastenia gravis.

También podrían ocasionar ruptura de tendones, inflamación de articulaciones, reacciones en la piel, pérdida de memoria e incluso también psicosis.

Otros efectos colaterales adicionales podrían incluir daño renal, problemas de visión, deterioro de la retina, problemas auditivos y daño cardíaco.

Resistencia a los antibióticos.

Algunas bacterias son resistentes a los antibióticos y el uso indiscriminado de dichos antibióticos es justamente lo que ha ocasionado que aparezcan bacterias con la capacidad de resistir su efecto. Cuando empleamos antibióticos para cualquier dolencia menor, las bacterias en nuestro cuerpo desarrollan resistencia y por lo tanto se incrementa la probabilidad de que frente a una dolencia mayor los antibióticos sean inútiles.

Infecciones por hongos.

Cuando ingerimos antibióticos no solamente eliminamos a las bacterias dañinas, también son eliminadas bacterias y microflora presente en los intestinos. Estas bacterias son microbios beneficiosos pues ayudan a mantener bajos los niveles de otros microorganismos dañinos en la boca y los intestinos. Cuando alteramos este balance mediante el uso de antibióticos, otros microorganismos pueden proliferar de forma indiscriminada. Tal es el caso de los hongos que pueden causar problemas no sólo intestinos sino también en la piel.

Diarrea.

Cuando matamos a las bacterias beneficiosas que residen en el intestino, algunas otras bacterias no responden a los antibióticos. Por ejemplo la bacteria Clostridium difficile, la cual es inocua cuando se encuentra en pequeñas cantidades pero cuando su número aumenta, por ejemplo debido al uso de antibióticos, podemos experimentar algunos cuadros como diarrea, fiebre y deshidratación.

En ciertos casos los antibióticos son innecesarios.

Cada año se prescriben millones de antibióticos de forma innecesaria. Si tomamos antibióticos sin necesitarlos realmente, estamos poniendo en riesgo nuestra salud y deteriorando nuestra inmunidad. El uso indiscriminado de los antibióticos está creando superbacterias que son resistentes a los antibióticos. Esta es la razón por la cual debemos ser cautos en lo que se refiere a su uso, evitando en primer lugar la automedicación y optando por otras alternativas si las existiera.

Incluso si presentas inflamación de garganta o crees que tienes una infección en el tracto urinario, es recomendable que le solicites a tu médico, una orden para realizar un cultivo. De tal forma que se sepa con certeza si los síntomas son causados por alguna bacteria. Si es que se llega a identificar qué bacteria o bacterias están ocasionando el cuadro, se podrá comenzar un tratamiento con antibióticos que sean efectivos para dichas bacterias.

Si nuestro doctor nos prescribe antibióticos, está bien que le preguntemos la razón por la cual lo está haciendo, así como cuáles podrían ser los efectos secundarios y los cuidados que debemos tener. También deberíamos preguntar si estos medicamentos son necesarios o si existe alguna alternativa a ellos.

Artículos Relacionados

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

0 Comments