utensilios de cocina que no contaminan

¿Cuáles utensilios de cocina no producen tóxicos ?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Todos somos conscientes de que los alimentos que comemos influyen en nuestra salud. Sabemos cuáles son los alimentos que debemos consumir y de cuáles debemos permanecer alejados. Pensamos en los alimentos en sí mismo pero ¿Qué pasa con la forma en que se prepara la comida? Las ollas y sartenes que elegimos pueden tener un efecto significativo sobre nuestra salud. Nuestros utensilios de cocina y nuestra salud no son independientes entre sí.

Los peligros de los utensilios de cocina

Puedes ser consciente de lo que comes pero tus utensilios de cocina podrían ser en realidad lo que te está haciendo daño. Los utensilios de cocina antiadherentes están hechos con materiales como el acero o el aluminio y contienen un recubrimiento químico para hacerlos “antiadherentes”. El verdadero peligro es este revestimiento que tienen tus utensilios de cocina. Cuando las cacerolas de teflón se calientan a altas temperaturas los productos químicos en el revestimiento se liberan en nuestra comida. Puedes tener verduras orgánicas buenas pero tus utensilios de cocina pueden añadir productos químicos que al final acabas consumiendo. Este es un problema importante. Algunos de los peligros son los siguientes:

  1. “El Teflón”: El Teflón es uno de los principales revestimientos usados​ en los utensilios de cocina. Cuando se respiran los humos que se expulsan a altas temperaturas se puede experimentar síntomas similares a la gripe. Esto es debido al aire contaminado dentro de tu cocina durante la cocción. El Teflón es una marca que se asocia con utensilios de cocina antiadherente.
  2. Menor peso al nacer de los recién nacidos: Un feto se alimenta de la dieta de su madre y lo que consume. Los productos químicos ingeridos no son una excepción. Se encontró que los ratones tenían menor peso al nacer y que las ratas sufrían de muerte celular neonatal.
  3. Colesterol elevado.
  4. Funcionamiento anormal de la tiroides.
  5. Inflamación del hígado: Nuestros hígados trabajan muy duro para protegernos contra todas las sustancias tóxicas que entran en nuestros cuerpos. Estos productos químicos pasan a través de nuestro hígado, creando un efecto negativo.
  6. Debilitación del sistema inmunológico: Somos tan fuertes como nuestro sistema inmunológico. Es crucial cuidar de nosotros mismos para que nuestro sistema inmunológico funcione a un nivel óptimo.
  7. Crecimiento de tumores y cáncer: Se encuentran tumores dentro de los testículos, hígado y páncreas de las ratas estudiadas. Los estudios que examinaron a los humanos expuestos a APFO en el trabajo encontraron niveles más altos de cáncer de vejiga y de riñón.

Como se puede ver los productos químicos presentes en los utensilios de cocina pueden dañar tu cuerpo. El Teflón es conocido como APFO, o “ácido perfluorooctanoico”. Esta sustancia es sospechosa de ser cancerígena, y alrededor del 95% de nosotros tenemos esta sustancia en nuestro torrente sanguíneo (incluyendo a los recién nacidos). También se ha encontrado dentro de osos polares y animales marinos debido a factores ambientales.

Tipos de recubrimientos antiadherentes

  1. Recubrimiento de teflón: Esta es la capa antiadherente más común, introducida en la década de 1950. Se asocia con todos los riesgos que se han mencionado hasta el momento y no se recomienda.
  2. Recubrimiento de titanio: Aunque el revestimiento de titanio se anuncia como “libre de APFO” también se considera un revestimiento sintético y tampoco se recomienda. Estos utensilios de cocina tienden a ser de aluminio con un recubrimiento de titanio sintético fusionado y también es reactivo.
  3. Revestimiento de diamante: Una vez más, este recubrimiento se anuncia como sin APFO, pero sí tiene un revestimiento sintético que está hecho de PTFE (politetrafluoroetileno). Esto es básicamente el mismo recubrimiento como el teflón de las sartenes antiadherentes. Las empresas proveedoras de ollas y sartenes con recubrimiento de diamante afirman que no contiene «ningún teflón”. Aquí es donde hay que tener cuidado. Esto es cierto, ya que los utensilios de cocina de este tipo no contienen Teflón. Sin embargo, la razón por la que pueden decir esto es que el “Teflón” es una marca comercial propiedad de la empresa DuPont. La exposición a sustancias químicas es igual de problemática en el caso de los utensilios de cocina revestidos de diamante.
  4. Spray de cocinar: Esto no está en tus utensilios de cocina, se añade cuando empiezas a cocinar. Este spray le gusta a muchos debido a que permite “cocinar sin grasa”. El aerosol puede ser bajo en calorías, pero es alto en productos químicos. El aerosol para cocinar en realidad contiene “gas propelente”. Esta sustancia se utiliza en botes de aerosol y se puede hacer a partir de propano, dióxido de carbono u óxido nitroso.

Exposición

Estamos expuestos a estos productos químicos sin ningún tipo de conocimiento. Este es un problema que debe ser solucionado. Estamos expuestos a estas sustancias químicas a través de factores ambientales, entre los cuales:

  1. El aire: Estos productos químicos pueden entrar en nuestro torrente sanguíneo a través del aire. Inhalamos APFO a través del aire contaminado o incluso del polvo.
  2. El agua y el suelo: Estamos siendo expuestos a través de nuestros sistemas de agua, sobre todo si te encuentras cerca de una planta de producción. Las sustancias químicas nocivas se han encontrado en el agua potable, suelos, sedimentos, aguas subterráneas e incluso en el océano abierto.
  3. Alimentación: Estos productos químicos han sido encontrados en los alimentos que consumimos (debido al vínculo que existe entre la comida y el suelo contaminado). Los recién nacidos que consumen leche materna pueden estar expuestos a través de la leche de su madre.
  4. Productos: Aquí es donde los utensilios de cocina son relevantes. Nos estamos exponiendo a través de los productos que utilizamos

Una vez que estos productos químicos han entrado en nuestro cuerpo no se metabolizan. No se sabe a ciencia cierta cómo el APFO se distribuye a través del tejido humano. Estudios en los que se utilizan ratas mostraron que la mayoría de los APFOs se encontraron dentro de la sangre, el hígado y los riñones.

No es sólo tu salud lo negativo de este tipo de productos. Los utensilios de cocina antiadherentes tampoco son duraderos. El revestimiento comienza a desprenderse después de un uso prolongado. Es mejor invertir en otras opciones, en utensilios saludables que duren toda la vida.

Otros utensilios de cocina y sus problemas

Cobre: ​​No hay duda de que el cobre es una excelente fuente de calor (razón por la cual se encuentra comúnmente en ollas de acero inoxidable y sartenes). En pequeñas dosis el cobre es beneficioso para nuestro cuerpo. Ayuda a crear los glóbulos rojos de la sangre, a mantener la salud ósea y a mantener el sistema inmunológico sano. Tendemos a obtener el cobre que necesitamos de verduras de hojas verdes, frutos secos, mariscos, patatas… entre otros. Algunos alimentos incrementan la lixiviación de cobre. La lixiviación es cuando los minerales son absorbidos desde una sustancia sólida. Si utilizas ollas y sartenes de cobre ten en cuenta que los alimentos altamente ácidos pueden aumentar la lixiviación (por ejemplo, los tomates). Como obtenemos suficiente cobre en nuestra dieta, es ideal tener cacerolas de cobre que sean recubiertas con acero inoxidable.

Aluminio: Estas ollas y sartenes son de peso ligero y de bajo coste. Conducen bien el calor pero el aluminio se puede filtrar en los alimentos. El agua salada y los alimentos causan daños en las ollas y sartenes de aluminio; haciendo que las ollas y sartenes viejas tengan posibles trazas de sustancias nocivas como el fluoruro y el arsénico. Por otro lado hay ollas y sartenes de aluminio anodizado. Son más caras, pero el proceso electro-químico permite que el aluminio se quede «bloqueado» en el interior. Por lo tanto, el aluminio no se filtrará hacia los alimentos debido a este proceso.

Alternativas seguras

Hay varias opciones en términos de utensilios de cocina seguros y saludables. A continuación mostramos algunas opciones:

  1. Acero inoxidable: Estas ollas y sartenes en general tienen cobre o aluminio entre dos hojas de acero inoxidable. Es una gran opción, ya que crea una gran conductividad térmica al tiempo que proporciona una superficie de cocción segura. Las ollas de acero inoxidable y sartenes no son antiadherentes, por lo que por lo general son indicadas para recetas que incorporen cantidades altas de líquidos (por ejemplo sopas y salsas). También pueden ser utilizadas para cocinar una amplia variedad de otros ingredientes.
  2. Hierro fundido: Es muy resistente y se puede calentar a temperaturas mucho más altas que los utensilios antiadherentes. El hierro fundido no libera sustancias químicas cuando se calienta como hacen las ollas y sartenes antiadherentes. Los utensilios de hierro fundido liberan trazas de hierro. Muchas personas tienen deficiencia de hierro por lo que este caso de lixiviación puede ser realmente beneficioso.
  3. Cerámica: Tienden a ser acabado con esmalte y son seguros de usar. Pueden alcanzar temperaturas extremadamente altas. Sólo tienes que preocuparte por las adiciones decorativas. Asegúrate de que es específicamente para cocinar y para uso alimentario.

Recomendaciones

He aquí algunas recomendaciones con el fin de proporcionar el más alto nivel de seguridad para tu salud y la longevidad de tus ollas y sartenes.

¿Cuándo tirar las ollas y sartenes?

Si puedes, reemplaza tus ollas y sartenes antiadherentes de inmediato. La sustitución por una opción más segura y más duradera es tu mejor apuesta. Con el fin de deshacerse de ellas, puede que tengas que llamar a tu ciudad y ver cómo deshacerte adecuadamente de ellas (por ejemplo, en un depósito de chatarra metálica).

Si no eres capaz de sustituirlas de inmediato, asegúrate de hacerlo antes de que empiecen a «escamar». Este recubrimiento comenzará a desprenderse después de un uso extensivo y puede terminar en tu comida. Además, si no puedes deshacerte de tus sartenes antiadherentes, no las recalientes en el horno, por ejemplo. Las temperaturas son muy altas y hay un aumento de los vapores químicos.

Formas de eliminar las zonas quemadas y suciedad de forma natural

Muchos productos de limpieza están llenos de productos químicos y luego se lavan las ollas y sartenes con estas sustancias. Las mejores maneras de limpiar tus ollas y sartenes son:

  1. Agua: Remoja tus ollas y sartenes en agua caliente. Déjalas en remojo y luego dales un poco de grasa.
  2. Sal y zumo de limón: Exprime un poco de zumo de limón y echa un poco de sal en tus ollas y sartenes sucias. Deja que reposen por unos minutos y luego frota. Los jugos cítricos y la sal levantarán la suciedad y las superficies quemadas.
  3. Bicarbonato de sodio: Esta solución es muy buena si tienes una cantidad excesiva de grasa en tus ollas y sartenes. El bicarbonato de sodio chupa la grasa y permite una eliminación más fácil (hace que la grasa se junte).
  4. Vinagre: El vinagre es ideal para limpiar la grasa y las manchas. Haz su propio aerosol multiusos utilizando algunas cáscaras de cítricos, vinagre y agua. Es muy sencillo de hacer y es una gran alternativa natural.

Cocinar tus alimentos: de qué debes ser consciente

Es importante mencionar algunos consejos de cocina que mejorarán tu salud. Las altas temperaturas pueden tener un efecto negativo en tu comida, en términos de su valor nutricional. Por ejemplo, cuando se hierven patatas, muchas de las vitaminas se filtran en el agua. Las vitaminas tienden a disolverse en el agua, por lo que las vitaminas B y C se pierden al hervirlas en agua. Éstos son algunos de los procesos que hay que tener en cuenta:

  1. Desnaturalización de proteínas: Cuando ciertos alimentos se cocinan a altas temperaturas (carne, huevos, verduras, etc.), las moléculas de proteína pueden cambiar su estructura. Esto puede causar que algunos aminoácidos sean destruidos.
  2. Pérdida de vitaminas: Como se mencionó con las patatas, las vitaminas esenciales se pueden perder a través de procesos de calentamiento.
  3. Pérdida de minerales: Esto se verá al hervir los ingredientes. Si necesitas cocinar los vegetales, hazlos al vapor. Se ha observado que los vegetales verdes como el brócoli mantienen más cantidad de nutrientes cuando son hechos al vapor.
  4. Compuestos negativos: Las altas temperaturas pueden formar algunos compuestos indeseables como es el caso de sustancias cancerígenas.

Aunque algunos alimentos pierden su valor nutritivo cuando se calienta a altas temperaturas, también hay alimentos que aumentan en nutrientes y se benefician de la cocción. Algunos de estos alimentos son:

  1. Las hortalizas de raíz: Sin calentarlos estos vegetales pueden ser difíciles de digerir. Calentarlos suaviza su estructura para que podamos consumirlos. Cocinar las zanahorias permite que las paredes celulares se descompongan proporcionando más beta-caroteno (vinculado con una buena salud ocular y la función inmunológica).
  2. Los tomates: Calentar los tomates ayuda a romper la pared celular del tomate, liberando el licopeno (compuesto antioxidante beneficioso).
  3. Las verduras de hoja verde: Cuando se calienta, el ácido oxálico se reduce. Este ácido bloquea la absorción de hierro y se encuentra en verduras verdes como la espinaca o la acelga.

La próxima vez que vayas a cocinar una comida, sé consciente de tus utensilios de cocina. Las ollas antiadherentes y sartenes son la peor opción en términos de lixiviación. Trata de sustituir estas baterías de cocina con alternativas más seguras y eficaces. Mantente alejado de los utensilios de cocina que liberan sustancias químicas y consume alimentos de la forma que sean más beneficiosos.

Referencias

1.Ecosalon. (Junio ​​de 2013). 4 Veggies and Fruits That Are Healthier to Eat Cooked Than Raw. Consultado el 04 de abril 2013
2.Environmental Working Group. (2014). Skip the non-stick to avoid the dangers of Teflon Consultado el 04 de abril 2014
  1. EUFIC. (Noviembre de 2011). The Why, How and Consequences of Cooking Our Food. Consultado el 04 de abril 2014
  2. Steeland, K. (Abril de 2010). Epidemiologic Evidence on the Health Effects of Perfluorooctanoic Acid (PFOA). EHP. Consultado el 06 de abril 2014

Artículos Relacionados

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

0 Comments