Medir tu pH: un camino hacia el equilibrio alcalino

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Medir tu pH: un camino hacia el equilibrio alcalino

Aunque no lo creas, conocer el verdadero estado de nuestros organismo no es algo realmente sencillo, sobre todo, si queremos hacerlo a través de sensaciones o impresiones obtenidas a simple vista. Las señales externas de acidosis serían de muchos tipos y complejas de descifrar, como una retracción de las encías, pérdida muscular etc. pero no siempre sucede así. Puede que cuando lo hayamos notado ya sea demasiado tarde para reaccionar y corregirlo con facilidad.

Entonces, ¿Qué podríamos hacer ahora mismo para conocer realmente el estado de nuestro ph y por ende de nuestra salud en general? La prueba del pH es un simple test para  determinar el estado en el que nos encuentramos, así de sencillo. Con esta prueba podremos conocer de primera mano si nuestro cuerpo está aproximándose hacia un grado de acidez nada recomendable, o si por el contrario, está perfectamente equilibrado (alcalino).

¿Tendremos que acudir a un centro de salud para solicitar la prueba del pH?

Lo cierto es que siempre recomendaremos ponernos en manos de un especialista y servirnos de todos sus tratamientos, conocimientos y herramientas, sin embargo, evaluar el pH es algo que podemos realizar en nuestra propia casa, sin necesidad de hacer colas en el ambulatorio o cualquier otro lugar.

Cómo evaluar el pH de nuestro cuerpo

Tiras reactivas de pHTu pH se puede medir empleando una sencilla prueba, la cual se basará en un análisis de la orina o incluso de la propia saliva a través de un pequeño kit que podrás adquirir en cualquier farmacia, web o local que los distribuya. Con esto obtendremos datos concluyentes acerca de nuestro estado de salud y grado de acidez en el pH. Recuerda que si optas por la prueba de orina, deberás realizarla a primera hora de la mañana.

Al igual que aquí tienes las instrucciones del proceso, hay infinidad de centros y espacios web que también te proporcionarán el kit y los pasos necesarios para efectuar el diagnóstico, eso sí, sea cual sea el resultado que obtengas, tendrás que comenzar a aplicar en tu vida una dieta alcalina y sana para evitar cualquier tipo de susto en el futuro.

Si queremos conocer tu pH desde casa lo primero que debes hacer es seguir las instrucciones que se han de cumplir paso a paso con cualquier tipo de kit de diagnóstico que hayas adquirido.

  1. Tendrás que familiarizarte con el papel/ tiras reactivas de prueba que se incluyen en el kit. Éstas serán las encargadas de mostrar el resultado dentro de la escala que viene impresa en otra pieza de papel. Cuanto más bajo sea el número más grado de acidez tendremos, mientras que cuanto más alto indicará que nos encontramos hacia un estado más alcalino, más saludable.
  2. Lo recomendable es efectuarlo a primera hora de la mañana, preferiblemente después de haber dormido durante 6 horas como mínimo. Hay dos formas, ya que podremos optar por la saliva o por la orina:
  • A través de la orina. La primera orina de la mañana es la más importante, por lo que orinaremos en un pequeño recipiente y mojaremos la tira reactiva en ella.
  • A través de la saliva. Lo primero será enjuagarnos la boca con agua, hacerlo un par de veces seguidas y limpiarnos. Después, recogeremos un poco de saliva en una cuchara y humedeceremos la tira en el líquido. Recuerda no comer ni beber ni cepillarte los dientes antes de efectuar la prueba.
  1. Llegados a este punto, tendremos el papel humedecido, por lo que éste comenzará a mostrarnos un color determinado, donde cada tono viene relacionado con un valor en la escala del pH. Tan solo tendremos que observar y comprobar cuál es el grado de acidez o alcalinidad que poseemos. Un número inferior a 7 significa que nuestra orina tiende a ser ácida, mientras que el número 7 exacto significa estado neutro.
  2. Lo ideal sería que la orina se encontrase con valores comprendidos entre el 6.5 hasta el 7.5, mientras que la saliva sería de 7 a 7.5. A continuación, tendrás más consejos sobre aquello que deberías hacer si tu resultado no se encuentra dentro de estos parámetros.

Lecturas inferiores a 6,5

Lo más normal es que al principio muchos obtengan lecturas de pH realmente bajas, debido a la formación de ácido por culpa, entre otras cosas, de mantener una dieta poco recomendable, aquella que algunos definen como “estándar”, donde priman los excesos, los fritos, las sales y toda clase de alimentos procesados y adulterados.

Los hábitos alimenticios han de cambiar, se han de añadir alimentos alcalinos como piezas de fruta, verduras, tubérculos y semillas, para que el organismo tenga las herramientas precisas para poder revertir ese estado ácido en alcalino.

Lecturas por encima de 7,5

También puede darse una situación inversa, es decir, que el resultado que obtengamos de la prueba resulte ser mayor que el margen estándar. Esto podría ser debido al catabolismo, un proceso de destrucción de tejido que provoca un aumento del nitrógeno en nuestra orina. Si constantemente obtenemos lecturas próximas a 8, lo más aconsejable es acudir a un médico especialista que sea capaz de estimular un proceso de reparación y corte de ese ciclo catabólico que estamos padeciendo.

Lo importante es ser paciente y persistente, el pH nos recuerda que poseemos, o deberíamos poseer, una reserva de minerales alcalinos encargada de regular nuestros niveles en el organismo. Lleva tiempo recuperar esa reserva, mantenerla y hacerla crecer, se trata de un proceso lento que requiere nuestra implicación absoluta.

No te desanimes si ves que los cambios se producen con mucha lentitud, la media alcalina ideal requiere esfuerzo, y más aún si vivimos inmersos en una sociedad “especialista” en el consumo de alimentos no saludables y ácidos. Sin embargo, el esfuerzo merece la pena, al fin y al cabo, se trata de tu salud.

Controla tu pH a través del tiempo

No es necesario que estés midiendo tu pH todos los días, tampoco de obsesionarse con ello, pero sí que resultaría interesante contar con un pequeño registro en el que poder anotar todos resultados que vas obteniendo cada vez que realizas el diagnóstico. Así podrás ver de primera mano cómo surten efecto todos esos esfuerzos que estás llevando a cabo por regular tu nivel de pH y alcalinizarte un poco más.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

1 Comment

  • ramon

    noviembre 1, 2015

    interesante tema del ph,gracias por el tema ,en mi pais las tiras reactivas para medir ph es dificil de conseguir saludos