Una nueva (o vieja) óptica del Cáncer

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Muy interesante los experminetos de Mina Bissell que demuestran nuevamente que las teorías de Otto Warburg, Antoine Bechamp, Günther Enderlein, Rudolf Virchow son ciertas. Todos ellos explicaron al mundo que lo importante no es el germen, que el cáncer no aparece de la nada, que en realidad el problema nace cuando el terreno interior se acidifica e intoxica.

El texto que presenta el vídeo dice textualmente:

Durante décadas la investigadora persiguió la idea revolucionaria de que una célula cancerosa no se convierte automáticamente en un tumor, sino que depende de las señales de las células adyacentes (su microambiente) para desarrollarse de una determinada forma. Bissell comparte con nosotros los dos experimentos clave que demostraron la invalidez del actual conocimiento sobre el crecimiento del cáncer.

Lo que me parece raro es que la Doctora Bissell no nombre ni una sola vez en su exposición a estos pioneros de la fisiología humana que sacaron las mismas conclusiones que ella pero muchas décadas antes y con muchos menos medios.

(en el ángulo debajo/derecha del vídeo tienes una pestaña para activar subtítulos en español en caso de que no aparezcan)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

2 Comments

  • Fernando

    mayo 15, 2016

    Un estupendo post!
    Algo que llama profundamente la atención es la crítica que hace sobre la teoría oficial del cáncer. Como muchas otras teorías médicas, se derrumban ante la simple lógica o, como ella dice, la curiosidad carente de arrogancia. Es como si la prepotencia, unida a la ignorancia, fuesen más que suficientes para proponer teorías absurdas y perfectamente adaptadas al sistema (farmacéutico) y a un público ignorante (aunque cada vez menos)

  • Angel Palma

    mayo 2, 2016

    genial el ambiente y los contextos en que vivimos son generadores de salud si son armoniosos