Variados síntomas de problemas digestivos crónicos

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Al final del artículo voy a explicarte la solución más rápida para tratar los más variados síntomas de problemas digestivos crónicos de manera definitiva.

Lo que voy a exponer son 3 técnicas simples que pueden ayudarte con el reflujo gástrico, diarrea, hinchazón después de las comidas etc.

Pero antes debo explicar algo un poquito técnico pero lo más simple y breve que pueda.

Esto forma parte de un programa de recuperación de la salud que he publicado que te explicaré más adelante.

A efectos prácticos cuando hable de digestión entiéndase que hablamos del:

  • Estómago
  • Páncreas
  • Vesícula Biliar
  • Intestinos
  • Hígado

La realidad es más compleja porque todos los órganos tienen una, más o menos estrecha, relación entre sí.

Todos ellos normalmente trabajan en conjunto y en cadena con increíble precisión.

Lo primero que debes saber es que todos los trastornos digestivos crónicos son síntomas de debilidad digestiva. Es decir, uno o más de tus órganos no está cumpliendo correctamente con su función.

Hay uno o más de ellos que está funcionando por debajo del nivel óptimo y por lo tanto está rompiendo la “cadena de producción” de elementos nutritivos, entre otros problemas.

La mayor parte de las veces el problema está en la baja producción de Ácido Clorhídrico de tu estómago llamado Hipoclorhidria.

Esto ocurre por diversos factores tales como:

  • estrés crónico
  • las emociones negativas como la preocupación crónica
  • errores dietéticos como una alimentación basada en hidratos de carbono
  • excesivo y repetido consumo de azúcares simples por largos períodos

Como puedes ver no es un problema que ocurra de un día para el otro. Sucede lenta y sutilmente.

La hipoclorhidria o baja producción de HCL provoca una serie de problemas en cadena que entre los más importantes está el reflujo gástrico.

Me explico:

Cuando un alimento de alta concentración de proteína llega al estómago, éste debe producir en su interior una cantidad de HCL para que una enzima llamada pepsina comience a trabajar y conseguir que las proteínas se conviertan en pequeños trocitos llamados aminoácidos.

Y para que el contenido del interior del estómago siga su camino descendente a través de la válvula que comunica con el duodeno llamada píloro, debe haber un nivel de pH de aproximadamente 2. Es decir, muy ácido.

Cuando el nivel requerido para ello no es suficiente las proteínas no  pueden ser procesadas correctamente y permanecen en el estómago más tiempo. Su contenido fermenta y tiende a subir provocando lo que llamamos acidez o reflujo gástrico.

Si vamos al médico con este problema digestivo, inmediatamente se nos receta sales del tipo «x» que son exactamente lo contrario de lo que necesitamos. Las sales alcalinizarán más el medio empeorando la situación.

Una de las reglas de oro de la medicina natural es:

¨Para solucionar un problema de salud, primero debe eliminarse lo que lo está provocando, y luego estimular la autoreparación del mecanismo fisiológico dañado con técnicas naturales¨.

Una vez que encuentres y elimines la causa o causas debes:

1.  Llevar adelante una limpieza de órganos (colon, hígado, riñon y linfa) con homeopatía o hierbas medicinales.

  • Colon: cualquier Limpiador de Colon a base de hierbas
  • Para Hígado Homeopatía:  Nux vomica-Homaccord
  • Para Riñón Homeopatía:  Berberis-Homaccord
  • Para Linfa Homepatía:  Lymphomyosot

Aquí puedes leer un poco más sobre éste tipo de limpieza de órganos.

2.  Añadir un suplemento de Probióticos de alta calidad a tu rutina, como por ejemplo espírituPROBIO de Bioterreno.

3.  Añadir un suplemento que contenga Betaína Hidroclorida + Pepsina cuando termines de comer.

Si con estos protocolos no logras resultados, entonces deberías buscar más en otras posibles causas.

Por ejemplo, es posible que exista un problema de intoxicación de metales pesados, exceso de crecimiento de cándidas, importantes problemas emocionales, parásitos, amalgamas dentales y bloqueos producidos por los mismos, etc.

Si quieres profundizar en todo ello encontrarás mucho más información en nuestro Curso Sanar y Adelgazar con Dieta Alcalina.

Artículos Relacionados

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

1 Comment

  • alma ayala

    octubre 23, 2014

    me interesa demasiado saber mas, tengo 60 años y creo que desde niña he padecido de problemas intestinales, claro ahora que soy mayor , mayor son los problemas, quedo en espera de una respuesta para empezar a sanar mi cuerpo.

    gracias.